De todos los elementos que el cielo pone a nuestra disposición para extraer mensajes, los Nodos de la Luna son quizás uno de los más complejos y oscuros, pero apasionantes de  interpretar, especialmente porque se trata de puntos ficticios, donde no existe ningún cuerpo físico real, son como un espejo donde se proyecta una imagen que no existe en ese lugar o en ese momento del tiempo. 
 
Existen dos de esos puntos o Nodos, el que se sitúa en la parte norte y otro que está en la parte opuesta. Al primero se le llama Nodo Ascendente, Cabeza de Dragón o Nodo Norte y al segundo Nodo Descendente, Cola de Dragón o nodo Sur. La línea que une ambos nodos, atraviesa el centro de la Tierra y se la conoce como línea de los Nodos.
 
Los Nodos y la Luna forman un conjunto unitario, son con como la cuerda de una comba sobre la que salta la Tierra a un ritmo constante, donde los Nodos serían los puntos fijos y la Luna, en su circular alrededor de la Tierra, la cuerda que bate la comba.
 
Los nodos se mueven de manera retrógrada y cubren un circuito zodiacal completo a lo largo de 18 años y 11 días aproximadamente, de tal manera que retrocede 19 grados y medio cada año y tarda en recorrer cada signo un año y medio. 
 
Es en estos puntos nodales donde confluyen los latidos de la vida sublunar son puntos difíciles expresar de manera concreta, sin embargo, usando las Casa astrológicas. podemos conocer en cierta medida y de manera concreta la acción de los Nodos de la Luna.
 
El Nodo norte ofrece unas perspectivas de futuro, una salida hacia adelante, una puerta que se abre, mientras que el Nodo sur, es la sombra de una huella del pasado que encierra experiencias de un tiempo pasado o de una existencia anterior y es como una puerta cerrada.

Los Nodos en si no son nada, sino un lugar donde se acumulan experiencias, un “recogedero” donde se almacenan o se amontonan los resultados y las experiencias de la vida y adquieren un significado particular por hallarse en Signo, en una Casa del cielo, su relación con un planeta u otro, formando un aspecto u otro.
 
La posición de un Nodo en un Signo zodiacal, aparte de darnos su posición,  nos informa del planeta que lo rige, pues el Nodo adquiere la cualidad de su regente o se mezcla con la del planeta regente y nos expresa cuál es su forma de actuar, la naturaleza de su manifestación, su “color”.
 
La posición domal, es decir, su posición en una de las Casas, nos informa desde donde actúa, el área de la vida desde la que “bate la comba” y genera residuos, los lugares, personas, asuntos con los que tendrá una relación relevante, el escenario de la vida donde acumula el resultado de sus significados.
 
Los aspectos que  reciben los Nodos, reflejan de los canales de expresión abiertos, y nos informan de la manera de actuar o de manifestarse. Si es en forma de cuadratura se expresarán a través del esfuerzo y se pude llegar a sentir como una fuerza que retiene, que refrena. Mientras que si lo hace por canales de trígono, se percibe como puertas abiertas con facilidades para integrarse y que facilitan la toma de conciencia de las oportunidades.
 
Además existen diferentes maneras de interpretar los Nodos, una de ellas está centrada en una modalidad astrológica que admite la existencia y trasmigración del alma, en las consecutivas reencarnaciones posibles del ser humano. Esta modalidad es conocida como Astrología Kármica. Se trata de una manera de aplicar la astrología más difícil de probar en el mundo de la cultura actual.
 
Otra forma más de utilizar los Nodos de la Luna, consiste en extraer interpretaciones de las sinastrias o superposiciones de dos cartas del cielo personales donde se descubren conexiones especiales entre una personas y otras.
 
Para abordar de manera ordenada la interpretación de los Nodos conviene hacerlo sobre el plano más seguro o la técnica de interpretación que mejor resultados ofrece cuando se estudia el fenómeno astrológico, es su posición domal, la Casa dónde se ubican los Nodos.  Por la experiencia, se sabe, que un planeta o un punto es más importante por su posición en una Casa que por el signo zodiacal donde se halla, se descarta la interpretación de los Nodos en los signos, pues esa manera de interpretar no resiste ni a la más mínima estadística, mientras que su posición domal, si lo hace.
 
Para desarrollar la interpretación que a continuación se expondrá, he analizado más de 5000 temas natales, lo que me ha permitido anillar muchas personas antes de formular una interpretación que sea válida a un número importante de personas procurando aportar algún ejemplo que ilustre la interpretación. 
 
Aunque no se trate de una estadística formal, parece ser que la posición de los Nodos de la Luna en las Casas, demuestra tener una influencia notable.  He observado al rastrear el archivo de músicos y he hallado que existe un notable aumento en los músicos que tienen el Nodo norte en la Casa XII, mientras que entre los escritores, el Nodo Norte en la Casa XII no lo tiene apenas ningún escritor y se desplaza su posición hacia la Casa I . Los bailarines y los cineastas aumentan con el Nodo Norte en la V,  los militares se reparten la I, la IV y la X, el resto de zonas está casi vacío.  Los empresarios, los políticos y los actores aumentan significativamente con el Nodo en la X, mientras que los curas, igual que los músicos en la XII. 
 
Para exponer el resultado de este estudio de manera práctica y útil, seguiré un modelo clásico de interpretación en el que analizaré el significado de los Nodos en las 12 Casas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *