Ya queda muy poco para que dé comienzo un nuevo y benéfico ciclo astrológico. Júpiter y Neptuno formarán conjunción en el signo zodiacal de Piscis y eso es algo que no ocurría desde hace 166 años, justo cuando se firmó la paz de la guerra de Crimea, donde murieron más de cuatro millones de rusos y otros tantos de los países aliados.

-Usando como modelo matemático la duración del ciclo, se obtiene un primer reloj de 166 años y otro de 13 años, que es tiempo que tarda Júpiter y Neptuno en formar una nueva conjunción. Ambos relojes se mueven por direcciones armónicas uniformes, es decir, por atacir, a una velocidad uniforme de 13 días por grado en el ciclo corto de 13 años, y 166 días por grado si usamos el ciclo largo. Ese es el mecanismo.

Al igual que cualquier otro ciclo, el reloj que se forma es diferente para cada capital del mundo, y en cada lugar su influencia es distinta. – Nunca llueve en todas partes al mismo tiempo.

En esta ocasión el ciclo de Júpiter y Neptuno tiene un pronóstico de desarrollo social sostenido, crecimiento económico y aumento del bienestar general. Y eso es así porque los dos planetas están en buen “Estado cósmico”.-Piscis es un signo zodiacal donde ambos planetas tienen dignidad y dan por ello lo mejor de sí.

En esta ocasión voy a poner el “reloj en hora” calculado para Caracas cuya influencia afecta a toda Venezuela y algunos países del área de su dominio.

Carta de caracas 2022

En la carta del cielo del ciclo de Júpiter y Neptuno en Piscis de abril del 2022, calculada para Caracas, destaca, en primer lugar que el Ascendente está en el signo de Cáncer y el regente del ciclo es la Luna que se ubica en la Casa II, el escenario donde se tratan los asuntos de la economía, señalando que lo más importante de este tiempo se relaciona con la recuperación económica de Venezuela.

Añadiendo datos técnicos, la Luna en la Casa II está en el signo de Virgo “bien recibida” por su regente que es el planeta Mercurio ubicado en Tauro en la Casa X que le forma un aspecto de trígono, reflejando por un lado a los venezolanos con talante negociador y de naturaleza emprendedora, comercial y del buen hacer en los negocios, y por otro lado a la juventud y su natural deseo de vestir bien, a la moda y sentirse en un mundo que les permita ganarse la vida sin depende de las limosnas selectivas del Estado.  Este trígono entre Mercurio y la Luna es la mejor influencia del ciclo, lo que da para pensar en una recuperación económica y social muy notable en los próximos años.

Lo peor de la influencia de ciclo son las tres oposiciones que recibe la Luna, que refleja el estado general del pueblo venezolano, de Saturno, Marte y Venus.  Siendo lo peor la oposición de Marte a la Luna que refleja la actitud de las fuerzas armadas y los “uniformados” de la fuerzas bolivarianas, que son como perros doberman defensores de la tiranía socialista bolivariana que acabará  transformándose en un ultranacionalismo fascista, como ha ocurrido en Rusia y en todos los países que han pasado por el proceso anticapitalista, que siempre terminan en el más puro de los fascismos como ha sucedido en Argentina, donde predomina un fascismo sindicalista que tiene al país en la miseria y paralizado.

Eso es lo peor de todo, unas fuerzas armadas que deberían de servir para ayudar y proteger a su pueblo trasformadas en perros adiestrados para masacrar y martirizar a la población, tal y como ha ocurrido recientemente en Ucrania. -Y en Venezuela hay mucho perro para pocas ovejas.

-Oiga don Tito, no hable usted de política.

Si, hablaré de la bofetada de los negritos famosos en la entrega del los Oscar, venga ya.

-Venezuela es quizás uno de los países más bellos y agradables del mundo. Habitado, en su gran mayoría por personas encantadoras, muchas de ellas en el exilio, de eso vamos a hablar.

Además de la Luna, que refleja al pueblo en general, sus intereses y sus padecimientos, lo más importante del ciclo es la conjunción de Júpiter y Neptuno que está ubicada en la Casa IX, donde sale a escena todo lo que ocurre en el extranjero, lo que procede de fuera del país y en las fronteras de Venezuela.

Llegados a este punto conviene aclarar que cada ciclo astrológico tiene una relación cronológica con los diferentes tipos de tendencias políticas. -Cómo no voy a hablar de política-.

El ciclo que se forma entre Saturno y Neptuno, tiene que ver con el comunismo “casposo”, donde todo emana del Estado y de las decisiones de sus funcionarios, generalmente nepotistas, “amiguistas” o directamente corruptos, que dejan de ser unos piojosos y pasan a forman la nueva clase social alta en esos regímenes.

El ciclo de Saturno y Plutón es el reloj de pulsera que usaban los nazis en Alemania, los franquistas en España, que aún siguen usando los peronistas en Argentina, y que están intentando implantar en el México de don Manuel

Nada que ver con el ciclo de Júpiter y Neptuno que estamos analizando y que en política se relaciona con los demócratas cristianos y los social demócratas, como son los del PSOE en España o del PRI en México.

En Venezuela y a lo largo de todo el ciclo que comienza, la social democracia, representada por la conjunción de Júpiter y Neptuno en la Casa IX, dejará notar su influencia desde el extranjero.  Un ciclo nuevo, que entre otras cosas tiene el pronóstico del regreso de los demócratas venezolanos al paraíso americano.

No nos engañemos, vivir en Venezuela  (eso sí, sin gorilas rabiosos uniformados por la calle) es vivir en el paraíso, y de eso se han debido dar cuenta la mayor parte de los venezolanos exiliados que la están pasando negras en su mayor parte, algunos que han logrado formar familia, están bien adaptados, pero el anticapitalismo bolivariano les ha amagado en lo mejor de su vida, por ello pienso en el regreso de miles de venezolanos, solo es cuestión de tiempo, y eso del tiempo del regreso lo trataremos en otro momento. 

-Todo lo que sube, baja, a su tiempo, paciencia que los jóvenes acabarán por rebelarse y no quedarse de brazos cruzados como los cubanos, que vaya mierda de país que ha dejado el anticapitalismo soñado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.