No me gusta nada escribir sobre desgracias, supongo que a los periodistas tampoco. Podría quedame callado o hablar de futbol y de Messi, pero dejaría de ser quien soy y seguramente perdería los pocos lectores que tengo. -No me queda más remedio que abrir la Caja de Pandora y sacar el reloj de las «Enhorasmalas», el que da las horas de las cosas que suceden en mala hora. No para «adivinar» lo que sucede en Kabul, que de eso vengo advirtiendo hace mucho, sino para comprobar la brutal eficacia de estos relojes, que cada día me dan más respeto y más temor de abrir.

Voy abrir uno de los relojes mágicos de toda la vida y calcular el ciclo «De los 30», así le llamaban los antiguos y le siguen llamando los astrólogos del Oriente Medio, que me consta que lo siguen usando. Vamos a ver el ciclo de Marte y Saturno, cuando ocurre la conjunción en el signo de Cáncer, donde ambos planetas están en mal Estado Cósmico y dar lo peor de sí, son lo más maléficos que pueden ser, y cuando tañen sus campanas, siempre ocurren cosas en mala hora, las cosas que merecen un «enhoramala» porque siempre son una desgracia.

Pongo el reloj de ciclo de 30 años en hora para Kabul, la capital de Afganistan.

En la vida llega un momento que sabes que por muy bien que te expliques hay personas que no te pueden entender, aunque tu lo veas claro y fácil. A sabiendas de eso me voy a lanzar una vez más contra el muro:

El dia 27 de agosto, justo un día después de la matanza del aeropuerto de Kabul, el atacir de la Luna, que procede de la Casa I y representa el cuerpo de las personas del lugar, está en el grado 6:47 de Piscis a escasos minutos del planeta Urano que está ubicado en la Casa VIII, el territorio de la muerte. -Al mismo tiempo, el atacir del Ascendente está en el último grado de Acuario, en la Casa VIII formando oposición con el Parte de la Matanza que está, junto a la estrella Régulus (la que tenía Trump en su Ascendente) en el grado 29:24.

Estos son los datos técnicos. Como un ovillo de lana que ahora tendremos que tejer.

-Si Urano fuera un montón de limones y una muchedubre lo pisotea.. ¿Qué saldría?

-Zumo de limón.

Pero Urano son los aviones y la cúspide de la Casa VIII está en Acuario, que son los aeropuertos. Cambiamos los limones por aviones. Abrimos la puerta del Camposanto que es el escenario de la Casa VIII, y dejamos entrar a la muchedumbre. Acto 1.

Acto 2- El Parte de la Matanza junto a la estrella Régulus, recibe una oposición del atacir del Ascendente que camina por el último grado de Acuario en la Casa VIII- Con grado y medio de oposición aplicativa, se ha escenificado la terrible influencia del Parte de la Matanza en el aeropuerto de Kabul.

Esto es lo que hay. El atacir de la Luna se aleja de Urano, y a ese mismo compás se aleja la población de aeropuerto mortal. Pero cuidadín, al atacir del Ascendende, que se mueve a una velocidad de un grado cada 30 dias, le queda un poco más de grado y medio para llegar a la oposición con la estrella Regulus y el Parte de la Matanza. Esto da para pensar que estamos al principio de la «mascletá» en lengua paterna, que mi padre era valenciano.

El atacir del Ascendente en oposición al Parte de la Matanza, ya está dentro del orbe de los dos grados, pero habrá que esperar a los últimos días de septiembre y primeros de octubre que será cuando llegará a su máxima intensidad la influencia de la oposición del atacir del Ascendente con la estrella Régulus y el Parte de la Matanza, que está en el mismo grado que la estrella en la carta de Kabul y su meridiano.

Dos atacires a la vista; los dos locales, es decir solo dejarán notar su influencia en Kabul. El atacir de la oposición del Ascendente llega al Parte de la Matanza y eso sólo ocurre en Kabul y sus inmediaciones, por eso se trata de un atacir Local, además el atacir forma oposición con la estrella Regulus, y eso tampoco puede ocurrir en ese momento en otro lugar que no sea Kabul y la zona de su meridiano.

¿Y eso que puede significar?

La verdad es que no lo sé, pienso que la función no ha terminado aún. He escuchado a Biden amenazando con una venganza. Biden es Escorpio, con Mercurio Venus y Marte en Escorpio, formando Marte cuadratura con Plutón que lo tiene en Casa VIII. -No se si sabes de la «propocionalidad» de la venganza de los Escorpios cuando deciden vengarse. La venganza es un plato que se come frío y Biden lo sabe.

Esta humilación tan grande, para quien aún se siente el país más poderoso del mundo, es como un tigre herido que está a punto de dar su último zarpazo.

En mala hora, si señor, este es reloj de la «enhorasmalas» señor Biden, en mala hora tomó la decisión y en mala hora tomará la siguiente decisión. Una pena de mundo. Somos receptores de ondas y la música viene de arriba y tu bailas según la música que te pongan. Y eso es así, que le vamos a hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *