Me sabe mal decirlo, pero en centro Europa están en malas horas, hay países donde los contagios y los enfermos superan todas las olas anteriores.

¿Cómo se explica eso?

Se explica astrológicamente, toda la pandemia está muy bien explicada desde el alineamiento planetario pasado. Y lo que está ocurriendo en noviembre de 2021 en centro Europa también.

Para darme una explicación sobre las malas horas de Europa, he recurrido a abrir la Caja de Pandora, donde están guardados todos los relojes mágicos, a sabiendas de que se me iban a escapar un montón de todos los males de mundo. Siempre que abro la caja ocurre lo mismo.

Venga, ya lo tengo, me he cogido el reloj de las “Malas horas”, el reloj que se crea cada vez que Marte y Saturno forman conjunción en el signo de Cáncer, donde ambos planetas están en “mal estado cósmico” y por eso dan lo peor de sí.

He abierto la tapa y lo he programado para Bruselas, hoy día considerada la capital de Europa. Otra cosa era en los tiempos de Flandes.

Lo he calculado y lo he puesto en hora.  Este reloj se mueve a una velocidad de un grado al mes, y su influencia suele sentirse a lo largo de unos cuatro meses.

Vamos a ver qué hora es en Bruselas

Lo primero que salta a la vista es el atacir del Parte de las enfermedades víricas, que viene de la Casa VI donde están las enfermedades contagiosas, y se encuentra en el grado 26:04 mientras que el planeta Venus, que está en la Casa I y refleja el estado del cuerpo de los europeo/as, particularmente la juventud que va de fiestas, se localiza en el grado 25:05, lo que significa que aún queda un mes de riesgo de contagios causados por los que necesitan fiesta.

Por otro lado se observa que el atacir del Sol está entrando en la Casa VIII, el escenario de los camposantos, y ya estamos viendo un aumento de la mortandad a causa de la pandemia.

Y para darle mayor protagonismo a Bruselas y su área de influencia, en el reloj de las horas malas, el atacir de la conjunción de Saturno y Marte que dan vida a este ciclo está llegando al Mediocielo.

Saturno y Marte vienen de la Casa II, “los víveres”. Quizás se padezcan  carencias de víveres esenciales en los próximos meses por causas variopintas que nos lo irán contando los chicos de la prensa.

En la Casa II también están los “dineros”, al llegar los planetas al Mediocielo enseñarán los que traen, veremos llegar el “dinero de Europa”. Y siendo dos planetas maléficos y en el reloj de  sus malas horas, lo mejor que puede pasar es que traigan poco, y lo repartan mal.  En mala hora. Otro día miraremos las horas buenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.