Esto de los Partes arábigos es todo un mundo aparte, es como subirse en un dron y ver cosas que los demás no pueden ver, por mucha vista que tengan o muy inteligentes que sean. Comparado con la mirada del dron, son ciegos, buena gente, pero no ven bien.

De la enorme cantidad de Partes arábigos que existen, el Parte arábigo de los trastornos de amor, es extremadamente interesante si se quiere indagar sobre las alteraciones de vida sentimental sobre quien se quiera «husmear». Los astrólogos somos avezados «husmeadores», por no decir cotillas.

Para las personas que han nacido de día, este Parte arábigo de los trastornos de amor, se extrae del arco de separación entre Venus y Urano, y se añade al Ascendente, y si el nacimiento es nocturno entonces al revés, de toma de Urano a Venus y se añade al Ascendente.

Para comprender este Parte arábigo puedes imaginar lo que puede ocurrir cuando el atacir de Urano llega por conjunción al lugar donde está Venus, o viceversa, siempre que eso sucede se produce una alteración en la vida sentimental, en unos casos se puede pensar en la aparición de amores imprevistos, amores por sorpresa, locuras de amor, amores locos, enamorarse de una o un loco y también puede escenificarse como la “rebelión de la pareja», y eso es mucho más notable si el Parte de los Trastornos de amor se encuentra junto al Sol.  Como es el caso del príncipe Carlos de Inglaterra.

Carlos de Inglaterra tiene el Parte de los Trastornos de Amor justo encima de su Sol,, por ello es un buen ejemplo, y porque su carta tiene la hora de nacimiento perfecta y su vida es muy conocida por todos y es un caso estupendo para mostrar el modo en que se puede notar la influencia del Parte de los tratornos de amor.

Este Parte, cuando forma conjunción con el Sol, la Luna o cualquier planeta, delata un trastorno causado por el amor o relacionado con la vida sentimental de quien lo padece. -Y cuidadín, porque en cualquier revolución solar se te puede colocar sobre un planeta y ya tenemos el trastorno de amor garantizado ese año.

Si el Parte arábigo de los trastonos de amor se coloca sobre la Luna, ya tenemos a Pedro Almodovar en la peor de todas sus peliculas: «Todo sobre mi madre», donde de un modo genial, este cineasta, pricipiante en esta horrososa película, trata sobre el tema del trastono de amor que lo persigue desde bien pequeño, y eso es así porque tiene al Parte de los trastornos de amor muy cerquita de la Luna, y el hombre será todo lo buen cineasta que quieras, pero en amores tiene trastorno, no es normal el tío, cosas del Parte.

Cuando el Parte de los trastonos de amor se coloca justo al lado del Mercurio, el trastorno es variopinto, algunas mujeres se enamoran de sus hijos, de un modo que puede llegar a ser patológico o anómalo, o tienen «locuras de amor» con hombres de biotipo mercurial, que pueden ser más jóvenes o no, siempre finos, eso si. Y si eso mismo ocurre en hombres, el trastorno de su vida sentimental suele ser causado por sus tendencias bisexuales o directamente homosexuales, tienden o sienten inclinación hacia los hombres jóvenes y en muchos ambientes sociales, esto no está bien visto.

Se coloque junto al planeta se sea y ya tenemos el trastono de amor asegurado, y si no trastorno, amor anómado o cuando menos poco normal, según el planeta con el que el Parte de una. -Un caso completamente aburrido es el de Eva Perón. Eva nació de noche, entonces se calcula el arco entre Urano y Venus y se añade al Ascendente.

Eva Peron tenía al Parte de los trastornos de amor en el mismo grado que Saturno, quien además de reprimir la natalidad, le trajo un hombre 24 años mayor que ella, algo absolutamente normal cuando se activa Saturno en temas de amor, pero en este caso, la intervención del Parte de los trastornos, la trastorno para el resto de su vida. Porque todo lo de Eva y del menda del marido, fué un trastorno descomunal del cual no se han podido librar los argentinos hasta el día de hoy.

Y si el Parte está junto a Júpiter el trastono de amor se relaciona con una persona admirable o extranjera, o el mismísimo obispo, igual que en la serie del «Pájaro Espino», con Richard Chamberlain actuando de obispo. -Tengo una clienta ariana, que era la amante del obispo y tenía el Parte de los trastornos de amor junto a Júpiter, tambien conozco casos de trastornos de amor con personas de mayor relevancia social, como una jefa con su empleado, sea jardireno o lo que pillen.

Lo peor de todo lo que he visto es cuando el Parte de los trastornos de amor se coloca junto a Neptuno, entonces tenemos un lío descomunal garatizado a causa de esa relación sentimental totalmente anómala, ilegal y secreta -hasta que se descubre- como le ha pasado el rey emérito.

-Ay don Tito, a usted le gustan mucho los reyes y los príncipes. ¿No será gay? -No, de eso nada. Me gustan los príncipes y los reyes y también las príncesas y las reinas, todos por el mismo motivo. Sus horas de nacimiento son fiables y para el estudio de Partes arabigos o trabajar con los atacires, sus cartas son perfectas.

En rey emérito, Juan Carlos I, nació de día, entonces el Parte se calcula de Venus a Urano y se añade al Ascendente, en su caso tiene el Parte arábigo de los trastornos de amor, la «señal de tráfico astrológica» que indica zona de «amores locos». Como cuando ibas por una carretera secundaria por la noche y aparecía al lado de la ruta un establecimiento con luces rojas de neon y la imagen de conejo de Play Boy. Si detienes el vehiculo ahí, ¿a qué vas?

En el caso de rey eméríto, el Parte de los trastornos de amor está en la Casa V junto a Neptuno, detrás de la cortina. Que por si no lo sabes todo lo que ocurre detrás de cualquier cortina, real o simbólica, como las cortinas de humo, son asunto de Neptuno y se escenifican en las cosas que se hacen de manera oculta, veladamente, para que nadie lo sepa. El conejito de Play Boy del rey emérito está detrás de la cortina, se llama Corinna, supongo que el Guionista lo habrá querido así para facilitar el aprendizaje de los astrólogos.

-Y si estiramos y descorremos la cortina de la Corinna, salen millones de euros de las arcas de los ahorros o dineros ocultos del menda. -No te lo pierdas, esto de los Partes, en la lengua de mi abuela. «…es masa pera la carabassa».

Hay tanto cosas para aprender. ¿O tú creías que la astrología era el horóscopo con los doce signos zodiacales y cuatro pavadas más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.